1
1

XI CONGRESO INTERNACIONAL y XVI


NACIONAL de PSICOLOGÍA CLÍNICA

GRANADA (ESPAÑA), 25-28 de OCTUBRE, 2018
1


LA TERAPIA DE INTERACCIÓN PADRES-HIJOS ES UN RECURSO DE ÉXITO TANTO PARA LOS PROBLEMAS EMOCIONALES COMO LOS DE CONDUCTA INFANTILES
Entrevista a Amanda Clinton

La Dra. Clinton
es actualmente la Directora Senior de la Oficina de Asuntos Internacionales de la American Psychological Association (APA). Como profesional de la psicología, ha trabajado como docente en varias universidades de prestigio. Sus intereses en investigación se han dirigido al ámbito de la infancia y la adolescencia, en diferentes manifestaciones (relaciones sociales, bilingüismo, ambiente familiar…), que han sido publicadas en manuales y revistas de gran prestigio. Como conferenciante invitada en el XI Congreso Internacional y el XVI Nacional de Psicología Clínica los asistentes podrán tener una visión de primera mano de este desarrollo. Específicamente, los congresistas podrán conocer sus trabajos sobre la Terapia de Interacción Padres-Hijos (PCIT, por sus siglas en inglés) y sus trabajos sobre habilidades sociales.

Con motivo de esta participación y continuando con la línea de entrevistas a ponentes que acudirán a este evento, reproducimos a continuación una entrevista realizada por Wenceslao Peñate (catedrático de Psicología Clínica y vicepresidente de la AEPC).

1
ENTREVISTA

WENCESLO PEÑATE (WP). Dra. Clinton, en primer lugar, muchas gracias por aceptar la realización de esta entrevista, a sabiendas de su complicada agenda institucional con su trabajo en la APA y su desarrollo profesional.
Me gustaría empezar por su conferencia sobre la PCIT. Aparentemente, la PCIT sigue la tradición de los modelos relacionados con el uso sistemático de los procesos básicos del aprendizaje (especialmente el condicionamiento operante). ¿Para Ud., cuáles serán los elementos distintivos de la Terapia de Interacción Padres-Hijos?

AMANDA CLINTON (AC). La PCIT es una intervención terapéutica para niños pequeños con graves problemas de conducta, que se basa en la teoría del aprendizaje social y la teoría del apego e incorpora una combinación de terapia de juego y técnicas de la terapia de conducta. La teoría del apego se utiliza en la etapa de Interacción Dirigida por el Niño (Child-Directed Interaction) donde se les enseña a los padres a construir relaciones cálidas y receptivas con sus hijos. La teoría del aprendizaje social apoya a la etapa de Interacción Dirigida por los Padres (Parent-Directed Interaction), donde se les enseña a los padres a aplicar consistentemente las consecuencias al comportamiento no deseado de sus hijos. Una característica única de la PCIT que la hace particularmente efectiva es el uso del entrenamiento en directo de las interacciones entre padres e hijos. Es decir, se les enseñan habilidades específicas a los padres, se brinda entrenamiento y se ofrecen oportunidades de práctica, retroalimentación y mejora tanto en el hogar como en las sesiones terapéuticas.

WP. La terapia tiene entonces dos partes formales. Una dirigida por el chico y otra por sus padres. ¿Qué funciones trata de satisfacer esta doble dirección?

AC. Sí, la Terapia de Interacción Padres-Hijos consta de dos partes críticas: una dirigida por los padres y otra dirigida por los niños. Este enfoque bidireccional es importante para ayudar a apoyar el desarrollo de habilidades de los padres y profundizar un fuerte vínculo entre el niño y sus padres.

WP. Sin ánimo de ‘desvelar’ los contenidos de su conferencia, me gustaría conocer algunos aspectos de las terapias. ¿En qué consiste el proceso PRIDE?

AC. Las habilidades de PRIDE son un componente importante de la PCIT que se utilizan para ayudar a los padres y a los niños a conectarse entre sí durante las interacciones diarias, como el juego, con el fin de construir una relación saludable. PRIDE significa Alabar, Parafrasear, Imitar, Describir, Entusiasmo (Praise, Reflect, Imitate, Describe, Enthusiasm). Las preguntas, órdenes y críticas están prohibidas cuando se practica el "tiempo de juego especial" orientado al PRIDE y se permite que el niño tome la iniciativa en la actividad.

WP. Inicialmente, la terapia se vincula básicamente a los problemas de conducta en la infancia. Posteriormente, se ha visto que puede ser también de utilidad en los trastornos emocionales. ¿Cómo observa esa expansión? ¿Cuál es su opinión del uso de la PCIT para los trastornos emocionales en la infancia, especialmente en relación a los tratamientos psicológicos tradicionales?

AC. La Terapia de Interacción Padres-Hijos es una intervención basada en evidencia, que se desarrolló inicialmente para familias de niños con trastornos de conducta con edades entre los 2 y 7 años. En los últimos años, la implementación de la PCIT se ha extendido a un rango de edad más amplio y la evidencia sugiere que, con cambios mínimos en el protocolo terapéutico, la PCIT es efectiva para niños mayores y adolescentes en la reducción de los comportamientos impulsivos y agresivos.
Con respecto al uso de PCIT para niños muy pequeños, mi experiencia con esta técnica terapéutica (con niños en edad preescolar y educación primaria, y sus familias) es que es un enfoque particularmente efectivo porque es muy familiar. Para la mayoría de los niños, incorporar a los padres en el proceso de tratamiento es primordial, si esperamos lograr un cambio significativo. En el caso de niños de 2 a 6 años, los padres son absolutamente fundamentales para el proceso. De hecho, el progreso va a ser muy limitado si los padres no están involucrados,  debido a la enorme influencia que tienen sobre el desarrollo conductual y emocional de sus hijos. Incluso cuando los comportamientos tienen un sustento biológico, como el Autismo o el TDAH, se pueden alterar por la reacción de los padres hacia el niño. Los padres forman el centro del mundo de un niño pequeño. Como tal, esos padres deben participar en la resolución de problemas emocionales y de comportamiento y la PCIT lo logra con éxito.

WP. Otro de sus intereses tiene que ver con las habilidades socio-emocionales en los niños, que también podrán conocer los congresistas en una sesión aplicada impartida por vd. Me gustaría ahora dirigir la entrevista sobre esta temática de su experticia.
¿El entrenamiento en habilidades sociales más que una técnica en sí, es un recurso transversal que juega un papel protector para afrontar los problemas psicológicos (especialmente los problemas emocionales)?

AC. Si, absolutamente. Existe un volumen significativo de investigación psicológica que ha demostrado que los niños con buenas habilidades socio-emocionales alcanzan un éxito mucho mayor en la escuela y, ya como adultos, en sus trabajos. Más específicamente, los niños que muestran un conocimiento social y emocional deficiente muestran también tasas más altas de fracaso escolar, niveles más bajos de rendimiento académico, mayor consumo de sustancias ilícitas y mayores tasas de trastornos psicopatológicos (especialmente depresión y ansiedad).

WP. ¿No le llama la atención que, con el excelente equipamiento biológico del que disponemos, no hayamos sido “programados” biológicamente para afrontar con éxito las relaciones interpersonales?

AC. Los seres humanos son seres inherentemente sociales y el cerebro humano es la fuerza impulsora que está detrás de nuestros deseos y nuestras necesidades de relacionarnos con los demás. En general, todos los seres humanos, cuando se encuentran en el entorno de aprendizaje adecuado, aprenden cómo manejar eficazmente las relaciones interpersonales; de la misma manera que la mayoría de las personas adquiere, sin mayores dificultades, las habilidades de alfabetización y numeración, siempre y cuando se les enseñe cómo hacerlo. Sin embargo, es un concepto erróneo común considerar que las habilidades socio-emocionales se absorben de manera completamente automática. Los seres humanos aprenden a manejar sus emociones, definir sus sentimientos, expresar sus necesidades, empatizar con los demás y resolver los problemas sociales de los demás a través de oportunidades de observación, de interactuar con los modelos y de la instrucción directa. Esto es así ya sea para la lectura, las matemáticas o la interacción socio-emocional. Tenga en cuenta que la interacción socioemocional es una habilidad de muy alto nivel que depende de muchos procesos neurológicos: comprensión del lenguaje, expresión verbal, control emocional, interpretación de las expresiones y palabras de otro, identificación de posibles soluciones, etc., y que suele ocurrir rápidamente. y en una variedad de contextos. Por esta razón, nuestro "programa socio-biológico" mejora cuando a los niños se les proporciona una educación social y emocional.

WP. Con su experiencia en los estudios sobre lenguaje y transculturalidad, ¿se pueden establecer diferencias sustantivas en las relaciones/habilidades interpersonales en función de la cultura? ¿O las habilidades sociales son transculturales?

AC. La investigación sobre el contexto cultural y el desarrollo socio-emocional sugiere la presencia de similitudes y diferencias. A medida que un niño crece y su cerebro madura, las normas y valores culturales guían la interpretación y evaluación de las experiencias sociales y la forma en que se atribuye el significado al comportamiento. Como resultado, se pueden observar distintos patrones de funcionamiento socio-emocional en todas las culturas en áreas como el control interno y la autorregulación, el compromiso social, la calidad de las interacciones sociales e, incluso, las actitudes y prácticas sociales.

WP. Finalmente, aprovechando su gestión de las relaciones internacionales de la APA, nos gustaría conocer su cualificada opinión sobre algunos aspectos de nuestra profesión como una profesión global. ¿Cómo valora el nivel de colaboración entre las distintas asociaciones de la psicología en diferentes países y regiones? ¿Cómo estamos afrontando las diferencias culturales?

AC. En mi experiencia, la colaboración entre las asociaciones nacionales de la psicología es excelente y ofrece una de las mejores vías para que la psicología avance en la etapa de la salud global y, aún más ampliamente, en la experiencia humana a nivel mundial. Los colegas líderes de asociaciones nacionales con quienes me he relacionado son talentosos científicos, profesionales y diplomáticos que ofrecen ideas creativas y una energía infinita para ayudar a la psicología a abordar cuestiones críticas a escala internacional. Mi sensación es que todos, como líderes de las asociaciones psicológicas nacionales, trabajamos arduamente para identificar formas de trabajar conjuntas para lograr objetivos compartidos con respecto a las contribuciones de la psicología para ayudar a niños, mujeres y hombres a alcanzar su máximo potencial.

WP. ¿De acuerdo con su experiencia ¿A cuánto tiempo estamos de un acuerdo global sobre los cometidos profesionales y éticos de la psicología, especialmente de la psicología profesional?

AC. Esta es una excelente pregunta que muchos profesionales de la psicología y líderes de asociaciones nacionales e internacionales de la psicología están pidiendo. El Proyecto Internacional sobre las Competencias en Psicología (IPCP, International Project on Competence in Psychology), que establece un conjunto de competencias reconocidas internacionalmente, fue adoptado en 2016 por la Asociación Internacional de Psicología Aplicada (IAAP, International Association of Applied Psychology) y la Unión Internacional de Ciencias Psicológicas (IUPsyS, International Union of Psychological Science). El IPCP brinda un marco significativo para el avance de las normas mundiales de garantía de calidad. En términos de un modelo práctico de competencias, la credencial EUROPSY representa un avance relevante en este aspecto. Debido a la naturaleza móvil de los profesionales, en 2018 y en las próximas décadas, mi sensación es que se continuará trabajando para abordar las competencias internacionales en psicología y se logrará un progreso significativo en los próximos 10 años.

WP. Por último, ¿Qué expectativas tiene en relación con su participación en el XI Congreso Internacional y XVI Nacional de Psicología Clínica”?

AC. Me siento honrada y encantada de ser una conferenciante invitada en el XI Congreso Internacional y el XVI Nacional de Psicología Clínica. Estoy 100% segura de que la experiencia no tendrá parangón en términos de aprendizaje y oportunidades para relacionarme con mis colegas de España y de todo el mundo. ¡Estoy contando los días hasta que comience el congreso! ¡Será maravilloso!

WP. ¿Ha estado anteriormente en Granada?

AC. Nunca he estado en Granada y estoy muy motivada para visitar la ciudad, que, hasta donde sé, es absolutamente hermosa. Tengo la fortuna de conocer a algunos españoles, y por eso confío en que la gente también será maravillosa.

WP. Pues nada más Dra. Clinton, muchas gracias de nuevo por su tiempo y por sus respuestas. Sus comentarios hacen que ya estemos deseando escucharla en el congreso. Hasta pronto.

1       1
ORGANIZAN

            1      1

1
        COLABORAN


  1 1 1

1        1       1        1 


1      1

1    1    1   1


1   1   1


1          1


1        1

    1    1      1 


1       1



  1            1     




  1


1   1  1    



1                 1               1



           


       1       1     1

        
   
   1   1   1  



1          1           1



1      1                  1


1      1         

       

1        1   1

      1   1

1  1   1

1  1  1